domingo, 28 de noviembre de 2010

Tolerancia

Los centros penitenciarios se encargan de someter a cada individuo a un regimen disciplinario, y los educadores sociales son los más adecuados para valorar  el comportamiento de cada uno de ellos. ¿por qué tengo yo que tomar represarias contra esas personas una vez pagada su deuda con la sociedad?
Aprendamos a verles como uno más, demosle la oportunidad para congraciarse con la sociedad ya que ésta no tiene por qué condicionarle su futuro.
Aprendamos a ser TOLERANTES.

4 comentarios:

  1. Este es un tema con mucho para debatir, pues no solo hace falta el compromiso y la voluntad del reincertado, sino tambien la confianza de la sociedad en que esta persona vulve a ella con una buena actitud.

    ResponderEliminar
  2. Los educadores sociales efectivamente tienen una importante labor que realizar en los cetros penitenciarios, y estoy pensando en los que tienen que tratar con menores, a los cuales les tienen que ofrecer un horizonte con esperanza y que sin esfuerzo y trabajo nunca se podrá salir de la marginación. Bien es verdad que también la sociedad tiene que ayudar en esa tarea tan importante de dar la posibilidad de reintegrar a ese individuo en la misma sin recelos ni prejuicios. Un rabajo verdaderamente ilusionante el que has hecho, Alba.
    Miguel Nogués García

    ResponderEliminar
  3. el hombre nace malo y la sociedad lo corrompe, y es esta misma sociedad la que se encarga de llevarlo a la descriminacion, etiquetandolo creando una cantidad de prejuicios sin detenerse a observar tanto sus capacidades fisicas como intelectuales, destruyendo la confianza de estas personas negando la oportunidad de un cambio total de una recuperacion social que lo lleve a una reinsercion optima y es solo eso lo que se necesita para cambiar, una oportunidad.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que en los centros penitenciarios es necesario la intervención de un/a educador/a social en las cárceles, ya que son los que pueden proporcionar mayor asesoramiento a este tipo de colectivo, debido a que están mayor capacitados en el ámbito y acción de indentidad de éstos usuarios. Y no sólo por la necesidad y urgencia sino también por la evolución y revolución que ha generado en los últimos tiempos este tipo de usuarios.
    Los/as educadores/as sociales junto con otro tipo de profesionales están perfectamente capacitados para llevar a cabo una reinserción de nuevo en sociedad de éstas personas, ya que no basta solo con que se cumpla la condena, sino que es necesario establecer pautas con ellos para prepararles de nuevo a una vida en sociedad. Este tipo de acción recibe el nombre de programas socioeducativos y ofrece pasos básicos para la correcta integración social de los usuarios.
    Por lo que los educadores y educadoras sociales son necesarios en los centros penitenciarios porque se centran en tratar de hacer que el interno sea una persona con intención y que tenga la capcidad de vivir de nuevo en sociedad, respetando la ley, así como subvenir a sus necesidades. Por lo que estoy de acuerdo con lo que dices ya que la figura del/la educador/a es muy importante, en este tipo de colectivos.

    ResponderEliminar

Gracias por tú opinión.