sábado, 13 de noviembre de 2010

La reinserción

Sin duda alguna cualquier persona, en un momento determinado de su vida como consecuencia de la deriva personal o por el ámbito social en el que se desarrolla, puede encontrarse en situaciones en las que se vea privado de libertad por conductas antisociales que son sancionadas con el ingreso en centros penitenciarios. El hecho de estar recluido en uno de esos centros no supone para nada el agotamiento del individuo para la sociedad; al contrario, supone que con ayuda y orientación se consiga superar esa fase y se pueda reintegrar como un miembro más una vez pagada su deuda con la sociedad.

3 comentarios:

  1. Para reisentarse , como con todo, hay que querer.
    Y si se quiere entonces todas las herramientas y recursos posibles para una recuperación.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. La reflexión que has hecho de el por qué del motivo que llevan a que los seres humanos reaccionemos de una determinada manera me pareció muy buena, ya que los factores que mwncionas condicionan mucho nuestro estado de ánimo y nos incita a que en un momento crítico de nuestra vida nos comportemos de una forma erronea y podamos hacer cosas de las cuales nos podamos arrepentir.

    felicitaciones por tu trabajo

    ResponderEliminar
  3. la reinsercion es complicada, es duro adaptarse al mundo de nuevo, a la sociedad especialmente cuando esta juzga de manera inapropiada y equivocada, es un duro proceso pero es posible conseguir la felicidad si se propone no a olvidar el pasado pero si a construir un futuro.

    ResponderEliminar

Gracias por tú opinión.